El Camino a la Guerra (VI)


[English version at the end]

La URSS ante el Pacto Tripartito

La tercera fisura:


Los Gobiernos de Alemania, Italia y Japón, considerando como un precedente de cualquier estado de paz que todas las naciones del mundo tienen su propio lugar, han decidido para mantener el statu quo y la cooperación entre ellos, mantener sus esfuerzos en la gran Asia del Este y las regiones de Europa respectivamente, donde tienen sus primeros intereses para establecer y mantener un nuevo orden de cosas calculado para promover la mutua prosperidad y bienestar en cuanto a sus pueblos concierne. Más, es el deseo de los tres gobiernos extender la cooperación a aquellas naciones de otras partes del mundo que se inclinen en poner sus esfuerzos en la consecución de los mismos fines, en orden a que sus aspiraciones para la paz del mundo sean realizadas. De acuerdo con lo anterior, los gobiernos de Alemania, Italia y Japón han acordado lo siguiente”:

ARTÍCULO PRIMERO.
Japón reconoce y respeta el liderazgo de Alemania e Italia para establecer un nuevo orden en Europa.

ARTÍCULO SEGUNDO.
Alemania e Italia reconocen y respetan el liderazgo de Japón para establecer un nuevo orden en la gran Asia del Este.


De izda. a dcha: el ministro de asuntos exteriores del Reich, Joachim von Ribbentrop, el embajador japonés en Berlín, Saburo Kurusu, Adolf Hitler y el ministro intaliano de exteriores, Galeazzo Ciano. Reunidos con ocasión de la formalización del Pacto tripartito, la alianza militar que incorpora el teatro de operaciones Asia-Pacífico. Pronto seguirán otros miembros.

El 13 de octubre de 1940 el ministro de exteriores del Reich, von Ribbentrop, envía una larga misiva a Iosif Stalin, en la que tras analizar el curso de los recientes acontecimientos bélicos y repetir las amistosas intenciones que Alemania abriga para con la URSS, pinta un prometedor panorama sobre el desarrollo de las futuras relaciones entre ambos estados tal y como las percibe Adolf Hitler.

¿De qué se trata?

Con un impacto mundial como lo había sido un año y un mes antes el Pacto de No Agresión Germano-Soviético, se firma el llamado Pacto Tripartito el 27 de septiembre de 1940. Alemania, Italia y Japón se reúnen en Berlín y acuerdan una alianza militar. Las agencias informativas de las tres potencias abundan en dar explicaciones sobre cómo no entorpecerá las relaciones entre Alemania y la URSS o Japón y la URSS. Pero todas estas consideraciones tranquilizadoras no calman en manera alguna la inquietud de Moscú. Esta se imagina forzada de repente a un bloqueo que cierre el inmenso imperio de los soviets con cerrojo de hierro desde el este y el oeste.

De la misma manera el gobierno del Reich abriga ciertas preocupaciones sobre la posible reacción de la Unión Soviética. Uno de los escenarios posibles es que se lance literalmente a los brazos de las potencias occidentales, pero Hitler es optimista. El Führer, considerando a Stalin un hombre pragmático incapaz de arriesgar sin tener un objetivo de victoria claro, no cree que el líder comunista quiera derramar sangre soviética junto a una coalición, Francia y Gran Bretaña, que en este momento está contra las cuerdas. Al fin y al cabo la URSS debe darse cuenta, Adolf Hitler espera, de que el Pacto va dirigido contra el imperio británico y no contra Rusia.

El acto de firma del Pacto Tripartito. Adolf Hitler, a su inmediata derecha, Galeazzo Ciano y el embajador japonés, Saburo Kurusu. Las potencias del Eje se constituyen con el Tercer Reich, Italia y Japón. El Pacto garantiza asistencia mutua entre los signatarios en caso de que uno de sus miembros sufra un ataque por cualquier nación que no esté actualmente en guerra.

Moscú ahora se ve abocada a dos posibilidades, ver limitadas sus aspiraciones al chocar con el nuevo orden que el Pacto Tripartito supone o verse lanzada a una guerra de consecuencias impredecibles. De cualquier modo la URSS acelera sus preparativos militares pues se siente en peligro y amasa tropas en las fronteras.

No obstante Hitler tiene la esperanza de que Alemania, la Unión Soviética, Italia y Japón puedan llegar a un acuerdo en sus comunes estrategias políticas, basado en la delimitación de sus respectivos intereses que pueda perdurar en el tiempo incluso siglos. El caudillo germano está dispuesto a recibir a Molotov en Berlín para acordar los términos y si es necesario mandar a Ribbentrop de nuevo a Moscú para un intercambio de ideas personal con Stalin y si fuera posible con mandatarios italianos y japoneses.

La carta a la que se hace referencia la principio, tras ser traducida en la embajada alemana en Moscú, llega al Kremlin cuatro días más tarde, el 17 de octubre. Y Molotov, para empezar, acepta la invitación a Berlín. Ha ocurrido mucho desde el pacto que él firmara con Ribbentrop en Moscú y es necesario aclarar si los intereses de las dos potencias pueden seguir siendo concordantes. Stalin piensa que sí y responde al gobierno del Reich que se puede abundar en ulteriores entendimientos redefiniendo las mutuas esferas de influencia que se negociaron en agosto del año pasado. Lo que se desea es convertir el Pacto Tripartito en el Pacto Cuatripartito

¿Pero qué significa el Pacto Tripartito que inquieta sobremanera a Moscú?

En el nuevo orden Alemania se adjudica Europa y África, esta última como vasto territorio por conquistar para su ansiado espacio vital, ya que Ucrania queda fuera de límites por el Pacto de Moscú. Esto entra en conflicto con las aspiraciones soviéticas sobre los Dardanelos y el Bósforo, hecho por lo que con toda probabilidad Moscú no ha sido invitada al Pacto Tripartito. Y estas zonas de Oriente Medio son el puente de tierra natural para unir Europa y África, una vía segura ya que la Royal Navy británica aún controla las aguas del Mediterráneo.

Por otro lado para una URSS neutral, este pacto supone ganar tiempo al serle conveniente una extensión de la guerra entre las potencias capitalistas. Mientras más lejos y prolongado sea el conflicto entre ellas, Stalin gana tiempo, entre otras cosas para reequipar y modernizar su vasto RKKA (Ejército Rojo de Trabajadores y Campesinos). Todos los periódicos de Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas se apresuran a publicar largos extractos de la prensa estadounidense para demostrar que los Estados Unidos deben ser considerados como enemigos del Pacto Tripartito (aún no lo son) y que por la aportación de su inmenso potencial bélico reforzarían la suerte del imperio británico e igualan las fuerzas de las dos coaliciones imperialistas que combaten en el mundo. Los rusos ciertamente temen que el hundimiento de Inglaterra deje a Rusia abandonada entre las tres potencias que desde ahora la rodean, Alemania, Italia y Japón.

No obstante los alemanes aún esperan ligar la URSS con el Eje y el imperio del Japón. Se trata de hacerla participar indirectamente en el sistema político establecido por el convenio tripartito añadiendo acuerdos de no agresión y amistad con el país nipón, como ya los había firmado Molotov y Ribentropp el año antes. Pero esto choca frontalmente con las aspiraciones territoriales rusas sobre la parte meridional de la isla de Sakhalin, que ocupa Japón desde principios de siglo cuando los rusos fueron obligados a cederla.

Continuará…

¡Ya a la venta Barbarroja 03:00 hrs!

¿Te ha resultado de interés este artículo? ¿Querrías conocer los detalles de esta y las demás operaciones?

¡Adquiere la obra cronológica Barbarroja 03:00h en edición de coleccionista!

Comprar Ahora Button

 

Deja tu comentario abajo y sigue CONQUISTAR RUSIA punteando en la opción “SEGUIR / FOLLOW” a la izquierda de la página


[English version]

The Road to War (VI): The USSR before the Tripartite Pact

The third fracture:


“The Governments of Japan, Germany, and Italy consider it as the condition precedent of any lasting peace that all nations in the world be given each its own proper place, have decided to stand by and co-operate with one another in their efforts in Greater East Asia and the regions of Europe respectively wherein it is their prime purpose to establish and maintain a new order of things, calculated to promote the mutual prosperity and welfare of the peoples concerned. It is, furthermore, the desire of the three Governments to extend cooperation to nations in other spheres of the world that are inclined to direct their efforts along lines similar to their own for the purpose of realizing their ultimate object, world peace. Accordingly, the Governments of Japan, Germany and Italy have agreed as follows”:

ARTICLE 1.
Japan recognizes and respects the leadership of Germany and Italy in the establishment of a new order in Europe.

ARTICLE 2.
Germany and Italy recognize and respect the leadership of Japan in the establishment of a new order in Greater East Asia.


Japanese propaganda poster that presents the new allies. Japan recognizes the precedence of Germany and Italy to deal over European matters, while the latter recognize the Japanese Asian area of influence.

On the 13th of October, 1940, the Reich‘s Minister of Foreing Affairs, Joachim von Ribbentrop, sends a long letter to Iosif Stalin. In it after analyzing the course of the military events and repeating the friendly intentions towards the USSR, there’s a promising description of the future relations between both states, as Hitler perceives them.

But what is this about?

Amidst a world-wide expectation, as it was one year and a month before the russo-german Non-Aggression Pact, the new Tripartite Pact is signed on the 27th of September, 1940. Germany, Italy and Japan summit in Berlin and agree a military alliance. The three nations’ news agencies strive to present this accord as harmless as possible between Germnay and the USSR and Japan and the USSR. But all these reassuring considerations do not apease Moscow. Stalin foresees a blocade that seals the Soviet empire with an iron lock from the East and the West.

Likewise the Reich’s government worries about the possible reactions of the USSR. One of the scenarios is that of Russia joining the Western powers; but Hitler is still optimistic. The Führer, considering Stalin a pragmatic man not capable to risk without something to win, doesn’t think the Communist leader will spill Soviet blood along with a coalition (France and Great Britain), badly cornered at the moment. Adolf Hitler then hopes the USSR realizes that the objective of the Pact is against the British Empire and not Russia.

This release of the Italian magazine TEMPO publishes an article of the significance of the Tripartite Pact and the influence on other powers, like the United States of America.The main objective of the pact signed by the Third Reich, Italy and Japan in Berlin on 27 September 1940 was to isolate and weaken Great Britain. It was a pact of mutual assistance based on a redistribution of vast spheres of influence in Europe, Africa and Asia. Europe and Africa were assigned to Germany and Italy, and Far-Eastern Asia to Japan.

Moscow faces a dilemma, either to see her aspirations curtailed for colliding against the new Tripartite Pact’s new order or to wage a war of unpredictable consequences. Nevertheless the USSR is hurriedly training troops and reinforcing the national frontiers.

In the meantime the German leader still hopes that Germany, the Soviet Union, Italy and Japan can reach an agreement within their common political strategies, based on restricting own interests that could prevail for centuries. The German goverment is ready to receive Molotov in Berlin in order to define these terms and if necessary to send von Ribbentrop to Moscow for an exchange of ideas with the same Stalin (if possible with Italian and Japanese envoys).

The aforementioned letter, after having been translated into Russian language in the Reich’s embassy in Moscow, arrives in the Kremlin 4 days later, on the 17th of October. Molotov’s first reaction is to accept the invitation to Berlin. Many things have happened since the signature of the Pact with Ribbentrop in the Capital city of the Soviet Union and it is paramount soon to clarify if the common interests are stil compatible. Stalin thinks so and answers that it is still possible to reach further agreements by redifining both areas of influence as they were negotiated last year.

But what is the meaning of this Tripartite Pact that worries Moscow?

In the new order Germany spares for herself Europe and Africa, being the latter a vast territory for conquest for her claimed vital space, due to the fact that the Ukraine remains off limits by the Moscow Pact. This conflicts with the Soviet aspirations over the Dardanelles and the Bosphorous, this being most likely the fact Moscow hasn’t been invited to the negotiations of the Tripartite Pact. These zones in the Middle East are the natural land bridge that links Europe with Africa. This is a safe bridge because the Royal Navy still controls the Mediterranean.

On the other hand this pact offers Stalin precious time as he desires any extension of the war between the capitalist powers. The further from his borders and longer in time, the better for him in order to reequip y modernize his vast RKKA (Red Army of Workers and Farmers). All Soviet newspapers hurriedly publish excerpts of the United States press to support the view America must consider as enemies (still they are not) the Tripartite Pact members. America must, the Soviet press presents, support the fate of the British Empire and balance the forces of the two imperialist coalitions that fight in the world. The Russians certainly fear that the collapse of England left them abandoned surrounded by the 3 powers, Germany, Italy and Japan.

Nevertheless the Germans still hope to link the USSR with the Axis and with the Japanese empire too. The idea is to make Stalin indirectly participate in the established political system set by the Tripartite Pact, adding non-aggression accords and friendship with the Japanese as they have already signed Molotov and von Ribbentrop a year before. But this conflicts the Russian territorial aspirations over the Southern tip of the Sakhalin island, that Japan occupies since the beginning of the 20th century when the Czarist Russia was bound to leave it.


To be continued…

Did you find this article interesting? Leave your comments below and follow us clicking on “SEGUIR / FOLLOW” at the left of the page

One response to “El Camino a la Guerra (VI)

Deja un comentario / Leave your comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.