El Invencible Panzer

[English version at the end]


Los Mitos de Barbarroja (VII)

La Wehrmacht se lanzó adelante con modernos carros de combate como el Panzerkampfwagen IV, que era superior a los modelos de preguerra soviéticos con débiles blindajes. No debemos olvidar que estamos en el escenario de 1941 y aún faltará más de un año antes de que los primeros carros “Tigre” salgan de la cadena de montaje y dos años antes de los primeros “Pantera”. Ahora los modelos germanos más numerosos son equivalentes a los soviéticos o incluso inferiores en características, si nos referimos a los PzKpfw. II (con un cañón de pequeño calibre de tiro rápido de 2,0 cm.) o incluso a los PzKpfw. I (con dos sencillas ametralladoras de 7,92 mm.). Esto puede sorprender, pero sin tener en cuenta los T-34 y los modelos súperpesados KV, los T-26 y los veloces BT-5 y BT-7 montan cañones de 45 mm. Esta pieza es superior en potencia de fuego al estándar alemán, insistimos, de 1941. Además existen en la Panzerwaffe unidades enteras dotadas de “veteranos” carros de combate de fabricación checa (PzKpfw 35(t) y PzKpfw 38(t)), capturados con ocasión de la ocupación de ese país. ¿De dónde proviene pues el mito del Panzer? ¿Cómo es posible comprender los éxitos sorprendentes de la Wehrmacht en el verano de 1941 en suelo soviético? Indudablemente se debe entender desde el punto de vista de su doctrina de empleo, entrenamiento de sus tripulantes y no necesariamente de su cualidad técnica.

PzKpfw. II y III además de otros vehículos en pleno avance en el verano de 1941 hacia el corazón de Rusia. El valioso apoyo de la Luftwaffe, que presta personal de vuelo a las unidades del Heer para la coordinación en tiempo real por medio de radio, es vital para neutralizar núcleos de resistencia del adversario. A pesar de estar en inferioridad numérica la Fuerza Aérea del Reich es capaz de concentrar en los puntos decisivos (“Schwehrpunkt”) todo su potencia proporcionando la necesaria superioridad aérea local para que los Panzergruppen puedan progresar.

De la derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial surgieron hombres como el General Heinz Guderian, quienes vieron las posibilidades de empleo del “tank“, así denominado por los británicos, “Panzer” o carro de combate. Los hombres como él se negaron a limitar el uso de la nueva arma sólo para el apoyo del avance de la lenta infantería, sino que imaginaron grandes masas acorazadas penetrando velozmente a través de las líneas enemigas hasta su retaguardia. La nueva doctrina, combinada con el uso de aviones de ataque precisos, dio a luz una nueva forma de hacer la guerra. Se la llamó Blitzkrieg o guerra relámpago. Los Panzer, junto con los bombarderos en picado Junkers Ju-87 Stuka, conquistaron Polonia y Francia. La U.R.S.S., consecuentemente, sería la siguiente en sucumbir. La doctrina sigue vigente. La Operación “Tormenta del Desierto” en tierras del Golfo Pérsico en 1991 fue una copia a escala reducida de “Barbarroja”.

Columna de BT-7. En potencia de fuego, el cañón normalizado de 45 mm. del Ejército Rojo era superior al 3,7 cm. del PzKpfw. III. No obstante otros muchos factores intervienen a la hora de estimar la eficacia de un sistema de armas, como el entrenamiento de la dotación del carro, la óptica y naturalmente el número de tripulates. Los Panzer disfrutaban de ventaja al dotar a cada carro de 5 hombres, en comparación a los 4 ó 3 de los modelos soviéticos. Este factor favorecía una mayor especialización del trabajo de cada miembro, posibilitando una mayor cadencia de fuego.

En las escuelas de oficiales germanas se animaba a usar la propia iniciativa en el curso de la batalla. El sistema de mando y control soviético era rígido. Los carros de combate alemanes disponían de radios para su coordinación en mitad de la lucha. Los soviéticos por lo general no, debiendo confiar en un sistema de banderines de señales desde un carro de mando para las órdenes de batalla. La Wehrmacht llevaba ya casi dos años de experiencia en “operaciones reales”. El RKKA (excepto unos pocos veteranos de la Guerra Civil Española, el conflicto de Khalkhin Gol y la “Guerra de Invierno” contra Finlandia) no. El Panzer no era superior al carro soviético en términos generales. De hecho, el RKKA disponía de modelos secretos modernísimos, como arriba se mencionan. Los temibles KV-1 y KV-2 de más de cincuenta toneladas y los T-34 fueron una agria sorpresa de los que nada se sabía. Para suerte de los Landser, en aquel año de 1941 aún había pocos en cantidades relativas.

Continuará…

¡Ya a la venta Barbarroja 03:00 hrs!

¿Te ha resultado de interés este artículo? ¿Querrías conocer los detalles de esta y las demás operaciones?

¡Adquiere la obra cronológica Barbarroja 03:00h en edición de coleccionista!

Comprar Ahora Button

 

Deja tu comentario abajo y sigue CONQUISTAR RUSIA punteando en la opción “SEGUIR / FOLLOW” a la izquierda de la página


[English version]

Myths of Barbarossa

seventh MYTH: The invincible panzer

The Wehrmacht launched its assault with modern tanks such as the Panzerkampfwagen IV, which was superior to the lightly armoured pre-war Soviet types. We must not forget that we are still in the 1941 scenario and still it will take another year to start seeing roll out the first “Tiger” heavy tanks from the production chains and even 2 years before the “Panther”. At this stage the most common German types equate their Soviet counterparts or are even inferior if we take into consideration the PzKpfw. II (with its fast rate-of-fire 2,0 cm. gun) or even the PzKpfw. I (with 2×7.92 mm. machine guns). This fact can be surprising to the average reader, but even without referring to the T-34 or the super-heavy KV’s, the T-26‘s and the fast BT-5‘s and BT-7‘s are fitted with 45 mm. cannons. This weapon is superior in firepower to the German standard, we need to keep in mind, in 1941. On top of that there are still Panzerwaffe units equipped with “veteran” Czech tanks such as the PzKpfw 35(t) and PzKpfw 38(t), captured and put into service with the Germans after the occupation of that country. Then where does it truly come the myth of the invincible Panzer? How is it possible to understand the Wehrmacht‘s outstanding victories during the summer of 1941 on Soviet soil? Without hesitation this must be comprehended from the standpoint of its employment doctrine and crew training and not necessarily from the point of view of a better technical quality.

Near the Brest-Litovsk fortress, 1941. This Panzerkampfwagen II has been knocked out. Not meant for tank vs. tank combat, The Pz II was better fitted for the reconnaissance role due to its agility, but also for being lightly armoured. With a small calibre 2,0 cm gun, was no match for the standard Soviet 45 mm. cannon.

After the German WWI defeat men like General Heinz Guderian stood up to highlight the possibilities of the employment of the new machine, the “tank”, as it was called by the British, “char de guerre” in French or “Panzer“. Men like him and other theoreticians rejected the concept of using tanks just to protect the advance of the slow infantry in the battlefield. He foresaw armoured masses breaking through the enemy lines at full speed towards the readguard. The new doctrine combined with the use of accurate attack aircraft yielded a new way to wage war. It acquired the name of “lightning war” or Blitzkrieg. The Panzer, along with Junkers Ju-87 Stuka dive-bombers conquered Poland and France. The USSR inevitably was next on the list. This doctrine is still valid. Operation “Desert Storm” in the barren lands of the Persian Gulf in 1991 was a “Barbarossa” at a reduced scale.

Panzerkampfwagen III Ausf. G with a 5 cm. KwK 38 L/42 cannon during the advance onto Moscow. Although the KwK 38 posed an improvement in firepower for the Pz III fleet, still at that time most of these types carried the less powerful 3,7 cm. KwK 36. The realities of the Eastern Front proved soon the urgent need of more capable guns with a larger calibre. Being the Pz III the Panzerwaffe’s main battle tank at the end of 1941, it was finally fitted with a match against T-34’s, the “long barrelled” 5 cm. KwK 39 L/60 gun.

In the officer’s schools of the Third Reich self-initiative was encouraged for the real-time decisions of the battle. The Soviet command and control system was rigid. German armoured vehicles were fitted with radios for coordination in the fight. Soviet tanks commonly didn’t, using a line-of-sight system of signal’s flags from command tanks to issue combat orders. The Wehrmacht was already engaged in nearly 2 years of “real operations”. The RKKA (except a few veterans of the Spanish Civil War, Khalkhin Gol and the Finnish Winter War) didn’t. The Panzerwasn’t necessarily superior to the Soviet tank. As a matter of fact, the RKKA fielded ultra-modern secret types as aforementioned. The 50 ton KV-1‘s and KV-2‘s and medium T-34‘s turned up to be a sour surprise unknown by the Heer‘s intelligence services. Luckily for the Landser still in 1941 there were not too many of those in relative numbers.


To be continued…

Did you find this article interesting? Leave your comments below and follow us clicking on “SEGUIR / FOLLOW” at the left of the page

¿Invadir el Estado más Grande de la Tierra?

[English version at the end]


Los Mitos de Barbarroja (VI)

¿Cómo es posible que Alemania estuviera dispuesta a cometer el error de planear una campaña para la conquista de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas? Esta es la primera reflexión del público general a la hora de realizar un análisis superficial de la Operación Barbarroja. ¿Acaso no es de necios pensar en la posibilidad de ocupar militarmente el estado más extenso del planeta? Pero este es uno más de los mitos que rodean la idea de la campaña, pues “Barbarroja” no fue un plan de conquista, al menos en primera instancia.

La operación de invasión de la Unión Soviética persigue objetivos políticos, militares, sociales, económicos y también territoriales. Estos últimos, en comparación con lo vasto de la geográfía de la URSS son modestos y pretenden alcanzar la línea Arcángel-río Volga-Astracán. Desde esta línea de vanguardia, la Luftwaffe tendría bajo su radio de acción los Urales y las posibles tropas remanentes del RKKA que buscaran protección tras esta defensa natural y a su vez impediría cualquier ataque aéreo contra el territorio del Reich.

En la Directiva número 21 firmada por el Führer seis meses antes de su comienzo, se definieron estos objetivos, que no eran otros que la destrucción del RKKA en el campo de batalla. Esto debía hacerse de manera fulgurante para provocar una crisis tal en el aparato militar y por ende, político, que colapsase el estado comunista y propiciara el derrocamiento del líder del socialismo internacional, Iosif Stalin. La Wehrmacht, la maquinaria militar más eficaz de la época, victoriosa en todas sus campañas (excepto aún en 1941 en la conquista de las islas británicas), daba por sentada que tamaña empresa podría llevarse a buen término en un periodo de seis a diez semanas. Esto es, mucho antes de que “el general invierno”, del que ya habló Napoleón, se adueñara de los campos de la Madre Rusia.

No debía pues el invierno ser factor para la Operación “Barbarroja”, estación que en 1941 sería la más cruda del siglo XX. Acabada Rusia, o mejor expresado, el estado bolchevique y alcanzado en segunda instancia el objetivo geográfico de la línea Arcángel-Rio Volga-Astracán, Hitler podrá volverse libremente con todo su potencial contra Churchill y “terminar el trabajo” y con ello, la Segunda Guerra Mundial en Europa.

Continuará…

¡Ya a la venta Barbarroja 03:00 hrs!

¿Te ha resultado de interés este artículo? ¿Querrías conocer los detalles de esta y las demás operaciones?

¡Adquiere la obra cronológica Barbarroja 03:00h en edición de coleccionista!

Comprar Ahora Button

 

Deja tu comentario abajo y sigue CONQUISTAR RUSIA punteando en la opción “SEGUIR / FOLLOW” a la izquierda de la página


[English version]

Myths of Barbarossa

SIXTH MYTH: INVADING THE LARGEST STATE OF THE EARTH?

How is it possible that National-Socialist Germany was poised to carry out the invasion campaign of the Union of Soviet Socialist Republics? This is traditionaly the first shocking question that the average reader comes up with when superficially analyzes Operation Barbarossa. Isn’t it just foolish to try to militarily occupy the largest state of the world? This is one of the myths looming over this campaign, because Barbarossa was not a plan of conquest, at least at first stage.

“Weisung nummer 21 / Fall Barbarossa” or Directive no. 21 / Case Barbarossa. This is page number 2 of the Führer’s order stating the the Commander’s intent to encircle and destroy the Red Army.

When the Führer signed Directive no. 21 six months before the start of the assault on the East, the objectives were decided. The pivotal point was the destruction of the RKKA (Red Army) in the battlefield. This had to be accomplished in a swift maneouvre in order to trigger a crisis in the military and political apparatus that provoked the collapse of the Communist state and the fall of the leader of the International Socialism, Iosif Stalin. The Wehrmacht at the time the finest military machine and victor in all her campaigns (except for the time being in 1941 in the conquest of Britain), took for granted that this project could be carried out in a period of 6-10 weeks. This would be much earlier than “General Winter”, as Napoleon called, took over the lands of Mother Russia.

The first part of Directive number 21 specifies the role of the Army, Air Force and Navy in the campaign. Note the scheduled commencement date that had to be postponed to the 22nd of June, 1941. [see Myths of Barbarossa (V)]

Therefore the winter season wasn’t initially a factor for the assault on the East, season that in 1941 turned out to be the coldest of the 20th century. Once Russia was finished, or better said, the Bolshevik state and the geographical line Arkhangelsk-River Volga-Astrakhan reached, Hitler could get back towards Churchill with all his potential and “finish the job” and with this, terminate World War Two in Europe.


To be continued…

Did you find this article interesting? Leave your comments below and follow us clicking on “SEGUIR / FOLLOW” at the left of the page

La neutralidad de Irán y la amenaza alemana

El 22 de junio de 1941, Alemania desencadenó la Operación Barbarroja, y la Wehrmacht empezó a internarse en la Unión Soviética a una velocidad preocupante. Aunque ahora sabemos que la resistencia del Ejército Rojo fue mucho más correosa de lo que han sostenido las primeras generaciones de historiadores, y hemos podido evaluar hasta qué punto…

a través de La neutralidad de Irán y la amenaza alemana. Verano de 1941. — Grupo de Estudios de Historia Militar